Rescate a la ciudadanía

Via Scoop.itMalestar 2.0 BCN

Vivimos una época tremendamente convulsa, donde parece ser que los Gobiernos legítimos de los Estados (aunque hay algunos que no son nada legítimos), unidos a las grandes Instituciones nacionales e internacionales, se alían en una especia de guerra, de lucha sin cuartel contra la ciudadanía, contra la clase trabajadora, en una serie de ataques sin precedentes, que son la expresión del capitalismo más puro y duro, más brutal y despiadado.

Asistimos con total impotencia a un contexto nacional e internacional cada vez más desilusionante, cada vez más desesperanzador, con unos niveles de desempleo trágicos para una gran cantidad de la población, con una caída del consumo tremenda, con un desplome de la economía en su conjunto, con una progresiva privatización de los servicios públicos, con un paulatino desmontaje de todos los derechos sociales y laborales conquistados desde mucho tiempo atrás, con unos niveles de corrupción alarmantes, y con el lógico sentimiento de desapego de la ciudadanía hacia la clase política en general. Y la pregunta es bien sencilla: ¿Por qué no se rescata a la ciudadanía? Si se rescata a los Bancos, que son además los que han provocado la crisis con sus prácticas financieras ilícitas, ¿por qué no se rescata a la gente? ¿Acaso preocupan más los Bancos, su saneamiento, su poder, sus balances, sus fusiones, más que la ciudadanía de un país? ¿Acaso sostienen los Bancos a los Estados más que la clase trabajadora? ¿Pueden caer las personas y no las Instituciones? ¿Pueden caer las familias y no las grandes empresas? El neoliberalismo parece haber llegado a su grado más fanático, al desatino total. Más bien al contrario, parece que los Bancos lo que están haciendo es hundir todavía más a los Estados, mientras los sacrificios se les piden a las personas, a las familias y a las pequeñas y medianas empresas. Más aún, contemplamos con estupefacción cómo el Estado a todos los niveles se está convirtiendo a los usos y costumbres de una empresa privada, que es capaz de abandonar a su suerte a los ciudadanos, y dejarlos desprotegidos de sus derechos más básicos. Pero no se dan cuenta de que es la clase trabajadora la que realmente sostiene la economía, la que mediante su capacidad de consumo, incide en el ciclo de la economía global, tanto a nivel micro como macroeconómico. Luego por tanto, tan importante es que un Banco o una empresa funcionen bien, como que los ciudadanos tengan un poder adquisitivo lo suficientemente digno como para que les permita invertir y consumir en dicha economía. Al final, todo es un ciclo cerrado, y creo que no hay que ser ningún experto economista para darse cuenta de esto, sólo hay que tener un poco de sentido común.

A nivel europeo, los Bancos tienen “barra libre” ….. 
Via rafaelsilva.over-blog.es

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: