La auténtica y deseable Reforma del Sector Financiero (y II)

Via Scoop.itMalestar 2.0 BCN

Publicamos hace pocos días la primera parte de esta serie, que hemos dividido por su amplitud en dos artículos, introduciendo al tema de la Reforma del Sector Financiero que se está llevando a cabo, junto con nuestras críticas desde la izquierda, alertando de sus causas, motivaciones y peligros, de consumarse dicha reforma, como parece dispuesto el actual gobierno del Partido Popular. Pero como desde la izquierda nunca nos conformamos con las críticas, estamos proponiendo nuestra visión de cómo debería ser a nuestro juicio una auténtica y deseable reforma de este sector, de la cual en el artículo anterior ya habíamos mencionado los tres primeros puntos, relativos a garantizar la financiación a familias y empresas, a reforzar la vigilancia y los controles de los organismos reguladores, y a constituir una comisión de investigación que estudiara las responsabilidades políticas y penales que se pudieran derivar de las malas gestiones llevadas a cabo en el pasado, y en el presente. Bien, recordado todo esto, vamos a continuar con los siguientes puntos que nosotros estimamos de vital importancia, si se pretende llevar a cabo una Reforma del Sector Financiero no sólo de auténtico calado, sino también para prevenir futuras crisis provocadas por la mala praxis de estas entidades. Continuaremos a partir del punto 4:

4.- Creación de una Banca Pública. Pensamos que los procesos de fusión de entidades financieras que se han promovido desde los Gobiernos, así como los de bancarización de las antiguas Cajas de Ahorros, como ya mencionamos en el anterior artículo, son un tremendo error, pues permitir que el capital popular acumulado (se trata del ahorro de la clase trabajadora, fundamentalmente) por las Cajas de Ahorros durante tantos años pase sin más a la Banca privada, constituye un expolio de dimensiones gigantescas, que además va a dificultar todavía más la recuperación económica. Un polo o sistema de Banca Pública bien enfocado y gestionado podría solventar estos problemas. Por tanto, nuestra propuesta va en sentido contrario, es decir, proceder a nacionalizar las Cajas de Ahorros, pero no para que sigan haciendo el mismo tipo de negocio de los bancos privados comerciales (con sus prácticas irresponsables, ya comentadas), sino para que de verdad lleven a cabo una práctica financiera vinculada al desarrollo regional y local, al servicio de los emprendedores, y en general, de todas las personas, familias y empresas que soliciten financiación ágil, barata y segura para crear riqueza y contribuir a la economía productiva, y no para especular. No cabe ninguna duda de que sin un sistema de Banca Pública el Estado …. 
Via rafaelsilva.over-blog.es

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: